Fasciculados Convertidos En Hermosos Libros Fácil.

Colecioneseltiempo.com

Quién no ha guardado revistas o fascículos por tiempos y después no sabe qué hacer para conservarlos? Sin lugar a dudas la mayoría de nosotros. Entonces, como no sabemos qué hacer, las arrinconamos y las olvidamos para siempre.

 

Lo que podría ser una fuente de consulta permanente se pierde. Sin embargo, no es nada complicado empastarlos y transformarlos en un tomo útil y manejable.

La encuadernación casera es algo que, al igual que muchos libros, a veces se olvida con demasiada rapidez.

Empastar no necesita de sofisticadas máquinas o de aparatos complicados. Como cualquier costurera, necesita básicamente hilo grueso (o cáñamo), aguja, tijeras, además algo de colbón, cartón, papel contac y una cuchilla pequeña.

Para sorpresa, casi todo está en la casa. Así que… manos a la obra! La aguja puede ser redonda. Se consigue en las misceláneas y cacharrerías. También sirve una aguja gruesa. Si se le dificulta hallarla, use una común, pero grande.

Creo que falto explicar algo lo primero que debes revisar es que no falte ningún tomo o fascículo después de comprobar que están completos hay que ordenarlos por paginas el primer fascículo que se coloca es la portada esta viene acompañada de los primeros fascículos es decir va desde la página 1 hasta la página numero 8 continua ese orden colocando a continuación las páginas de la página 9 a la página 16 que viene contenida en el fascículo numero 2 después el fascículo número 3 y así sucesivamente.

Un libro se comienza a hacer por cuadernillos. Pueden ser de diez o quince hojas. Se cosen con una puntada sencilla en la parte donde normalmente van los ganchos de la cosedora. Se dan por lo menos cinco puntadas.

Luego se coloca el otro cuadernillo y, sin cambiar de hilo, se cose y se va uniendo al primero por medio de las puntadas. Hay que hacer varios nudos entre cuadernillo y cuadernillo.

Cuando se han terminado de unir todos los fascículos, se empasta. Es sencillo, pero de mucho cuidado.

Primero se corta la cartulina para el lomo del nuevo libro. Hay que cubrirlo y dejar unas pestañas de por lo menos cinco centímetros.

A esas pestañas se les pega otra cartulina, del tamaño del libro, pero que sea doble por cada lado. Esto para unir una tapa con la portada del primer cuadernillo, y dejar la otra libre para pegar con el cartón que servirá de portada.

El cartón debe tener el mismo tamaño del libro abierto. El papel contac lo utiliza para proteger el cartón. Después de plastificarlo pase muy cuidadosamente una cuchilla por donde se dobla. Es decir, del lomo hacia afuera, sin cortar definitivamente. Esto para facilitar el manejo al pegarlo a la cartulina.

Por último, cuadre bien todo el cartón en el libro y, en forma uniforme, pegue las tapas que quedan sueltas de cartulina al cartón. Ahora estrene libro.

Pero si después de este corto taller, no deseas hacerlo tú mismo por falta de tiempo o por lo que sea no te preocupes, en Colecciones El Tiempo nosotros te podemos encuadernar tus fasciculados de forma profesional con garantía y cumplimiento.

Puedes llamarnos en la ciudad de Bogotá a los siguientes teléfonos:

712 23 08 – 310 302 3741 – 313 502 9490 con gusto te atenderemos.

Acerca de

Este sitio es de colecciones de libros y fasciculos tambien encuadernacion.

Tagged with: , , , , , , , , , , , ,
Publicado en Colecciones, el tiempo fasciculos

Deja un comentario justo debajo de esta entrada, yo siempre los leo.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Barrio Modelia Bogotá

A %d blogueros les gusta esto: